Remoción de materia orgánica

Generalmente se pueden encontrar aguas superficiales de áreas urbanas o rurales que contienen considerables cantidades naturales de materia orgánica. Es casi imposible categorizar estructuras químicas específicas de estos compuestos, pero se sabe que esencialmente son coloides derivados de ácidos húmicos y fúlvicos producto de descomposición de la vegetación y suelos. Es por ello que estos compuestos no pueden determinarse individualmente cada uno de ellos, si no que se son estimadas de manera colectiva mediante ensayos estandarizados. Estos incluyen oxidación con permanganato de potasio, absorbancia UV a 300 nm, o mediante carbono orgánico total (COT). La naturaleza exacta de estos compuestos orgánicos frecuentemente se acompleja con sílice y metales pesados. El grupo funcional débil carboxilo de esta “materia orgánica” se comporta como un macro anión de múltiple carga capaz de ser intercambiado por una resina aniónica, esta es la razón por la cual los compuestos orgánicos se consideran como aniones.

En orden de minimizar el riesgo de fouling dentro del intercambiador, se pueden emplear para estos procesos resinas aniónicas fuertes operadas en co-corriente en ciclo cloruro, funcionando como una “trampa” orgánica.

En estos intercambiadores, la carga iónica estará dada por el COT, y el regenerante será solución de salmuera o hidróxido de sodio, pudiendo llegar a remociones del orden del 50-75% del contenido del agua cruda.

CONTACTENOS PARA UNA PROPUESTA DE NEGOCIO.