Tamices rotativos

Tamiz Rotativo 2El tamiz rotativo es un equipo destinado al tamizado de líquidos en ge­neral con el objeto de realizar una sepa­ración sólido-líquido, su uso es habitual en infinidad de aplicaciones industriales y municipales.

Sus características de diseño le confieren un alto rendimiento, siendo un equipo de funcionamiento auto limpiante capaz de operar durante largos periodos de tiempo sin necesidad de atención. Se utilizan frecuentemente como pretratamiento de aguas residuales urbanas o como pretratamiento de aguas residuales en industrias vinícola, cervecera, química, agropecuaria, papelera, textil u otras.

FUNCIONAMIENTO

El líquido a filtrar accede al tamiz por la brida de entrada y se distribuye uniformemente a lo largo de todo el ci­lindro filtrante que gira a baja velocidad.

Las partículas sólidas quedan retenidas en la superficie del cilindro filtrante y son conducidas hacia un rascador que es el encargado de separarlas y depositarlas sobre una bandeja inclinada para su caí­da por gravedad.

El líquido que pasa a través de las rendi­jas del cilindro filtrante es conducido ha­cia la brida de salida de agua tamizada.

VENTAJAS:

  • Equipo sencillo y resistente fabricado en acero inoxidable.
  • Gran capacidad de filtración en reducido espacio
  • Limpieza interna integrada
  • Equipo completamente cerrado y seguro
  • Consumo eléctrico reducido

COMPONENTES

Cilindro filtrante fabricado íntegramente en acero inoxidable AISI 304, se constru­ye por enrollamiento helicoidal de un perfil de sección triangular soldado sobre una serie de perfiles de soporte longitudi­nales perimetrales.

Tamiz RotativoCuerpo ejecutado íntegramente en acero inoxidable AISI 304, de fuerte construc­ción mecano-soldada, provisto de la en­trada y salida de líquido y todos los ele­mentos de estanqueidad.

Rascador de limpieza en latón, fijado sobre una bandeja articulada de acero inoxidable, que se ajusta al cilindro por medio de unos muelles montados en sus extremos.

Sistema de limpieza interior mediante agua a presión formado por tubería de acero inoxidable micro perforada a laser.

Motor reductor de gran robustez y libre de mantenimiento que asegura el funcio­namiento ininterrumpido del equipo.

OPCIONES

  • Rebosadero de exceso: en caso de ex­ceso de caudal o cantidad de sólidos su­perior a la prevista, el agua de exceso es conducida al exterior por medio de un rebosadero interno.
  • Ejecución de la carcasa en acero inoxi­dable AISI 316: Todas las carcasas de nuestros tamices rotativos pueden fabri­carse, bajo pedido y con un plazo de en­trega superior al normal, en acero inoxi­dable AISI 316.

CONTACTENOS PARA UNA PROPUESTA DE NEGOCIO.